martes, 15 de octubre de 2013

Michael Oher Todo Sueño Es Posible



A continuación les comparto una entrevista que realizó Neil Reynolds a Micheal Oher para el boletín electrónico de formación en valores Sport Magister (www.sportmagister.com)

Creciste en un barrio miserable de Memphis, Tennessee, llamado Hurt Village (el barrio del dolor). Tu padre había muerto y tu madre era adicta a la cocaína. Sin duda, tu infancia fue muy complicada…

Sí, lo fue, pero me forjó en la persona que soy hoy en día: alguien que no da nada por sentado y ha aprendido a disfrutar cada momento.



Fue muy duro, desde que tenía siete años y probablemente desde antes. Recuerdo, a los siete años, a la policía llevándose a mis hermanos y a mis hermanas… y me acuerdo de mí y de mis otros hermanos pequeños persiguiéndolos. Tuvimos que presenciar cómo se los llevaban con la gente del Departamento de Servicios Humanitarios.



Tenía que dormir en algún cobertizo, detrás de una casa. El único objetivo de mi vida era subsistir. Pero todo esto me ayudó a entender mejor a la gente. Ahora, con lo que tengo, sé que me he convertido en un modelo para la vida de otros; alguien que puede ayudar a niños que se encuentran en situaciones como las que yo experimenté.



Hubiera sido muy fácil para ti caer en un mundo de drogas y bandas callejeras –muchas veces he escuchado que las bandas callejeras le dan a los que están en ellas un sentido de identidad-, ¿cómo evitaste esto?



Nunca fui de esos que siente tener que hacer algo porque todos los demás lo hagan. Simplemente, aquello no era lo correcto. No quería hacer cosas malas porque todos las hicieran. Entendí desde pequeño que no quería pertenecer a ese ciclo. No quería ser de los que dejan el colegio para entrar en una banda callejera que te arrastra a las drogas y la violencia. Esperaba algo mejor de mí mismo.



Perdona, pero parece mucho más fácil decirlo que hacerlo.

Desde luego, fue muy difícil, especialmente sabiendo que mis mejores amigos se veían arrastrados a ese círculo negativo. Para superar una situación así fue muy importante el tener claro que quería dejarlo como fuera, que mi futuro no estaba allí.

Cuando pensabas en salir de ese círculo, ¿soñabas desde muy pequeño con llegar a ser jugador de fútbol americano profesional, con jugar en la NFL, o sólo pensabas en escapar de allí como fuera?

Mi objetivo no era ser un jugador de fútbol americano profesional; lo que quería era poder ser alguien. Hubiera sido feliz teniendo dos o tres empleos percibiendo el salario mínimo con tal de salir de allí. Sólo anhelaba vivir bajo un techo, utilizar ropa decente y limpia y poder tener comida en mi plato cada día.

Todo lo que tengo ahora es como un extra, con lo cual jamás lo daré por sentado.





Durante tu etapa de instituto fuiste adoptado por la familia Tuohy. Háblame sobre el impacto que Sean, Leigh-Anne y sus hijos tuvieron en tu vida.

Me acogieron con los brazos abiertos. Significaron una influencia enorme para mí. No sé si has visto la película Slumdog Millionaire. En el camino, su protagonista aprende muchas cosas.



Yo también aprendí muchas cosas donde crecía y luego pasé al otro lado de la ciudad (el lado rico) y también aprendí muchas cosas diferentes. Conozco los dos lados y eso es un plus que muy pocos pueden tener. La familia Tuohy me abrió el corazón y me enseñó mucho, pero si no hubiera venido de donde venía, probablemente no hubiera sido capaz de apreciarlo.



La primera vez que Leigh-Anne me dijo “te quiero” fue algo impresionante. Nunca hubiera pensado que una frase como “te quiero”, tan simple, pudiera decir tanto, pero es que no la había escuchado jamás. Fue muy especial. Lo más especial fue conocer que hay gente a la que en verdad le importas.



Hablando de tu carrera deportiva, ¿qué tan difícil fue tu primer año en la NFL con los Baltimore Raves en 2009? Mientras tú jugabas tus primeros partidos, Sandra Bullock ganaba un Oscar por el papel de Leigh-Anne Tuohy y la película se mostraba en todas las salas de cine del mundo, ¿te costó mantenerte concentrado en el fútbol americano?

Mi profesión es jugar al fútbol americano y esto no se me puede olvidar. Me ayudó a mantenerme concentrado el reflexionar en lo que me había costado llegar hasta la NFL. Por eso no asistí a ningún preestreno de la película: debía centrarme en mi trabajo y, como decía, mi trabajo es jugar al fútbol americano.



Tu posición dio nombre a la película. Explícanos la importancia de un tackle izquierdo: un jugador que ni siquiera toca la pelota en un partido.

Antes que nada, debo decir que el fútbol americano es un juego duro y que se necesita ser muy físico para desempeñar mi posición correctamente. Yo cubro el lado ciego (generalmente el izquierdo si el pasador es diestro) del quarterback, quien inicia la jugada y pasa el balón para ganar yardas. Por eso, mi papel, aunque no toque la pelota, es muy importante, ya que debo protegerlo de los defensores rivales. Jugar en la NFL es todo un reto. De hecho, cada partido y cada jugada es un reto en sí mismo. Pero mi vida ha sido eso, un reto, con lo que me siento preparado física y mentalmente.



¿Y qué siente un jugador en tu posición cuando es superado por un defensor, siendo entonces tu quarterback derribado?

Por eso comentaba que cada jugada es un reto. Tienes que separar un partido en jugadas: cada una es importante y cada una es única. Por lo tanto, al finalizar una, sea correcta o incorrectamente, la cosa termina y tienes que centrarte en la siguiente. Ya repararás en tus errores y los corregirás cuando acabe el partido y los veas en el vídeo.



Ahora eres una estrella de la NFL, ganas buen dinero y tienes una vida más que acomodada. ¿Piensas en la gente que vive todavía en tu país o en el mundo en la miseria? ¿Ayudar a esta gente será parte de tu vida estés donde estés o hagas lo que hagas?

Sí, pienso en ellos y pienso también en maneras eficaces de ayudarles. Por eso acabo de escribir un libro, para ayudar a niños que viven así a tener un futuro más prometedor, a tener una ventana abierta.

¿Crees que todos los deportistas profesionales que ganan mucho dinero deberían hacer algo así?

Por supuesto, todo deportista profesional debería recordar, ante todo, de dónde viene, cuáles son sus orígenes. Ésta debería ser la regla número uno en su vida, porque recapacitarlo es algo que te mantiene despierto, obligándote a recordar que nada es seguro y no puedes dar nada por sentado.

"A la gente le gusta hablar de "Historias estilo Cenicienta", pero Cenicienta no consiguió llegar a su final feliz sin mover un dedo. Tuvo que asistir al baile, ser encantadora y educada y conquistar al príncipe. Por supuesto que tuvo ayuda a lo largo del camino, pero a fin de cuentas, dependió de ella hacer que el cuento de hadas tuviera su final feliz.”

Michael Oher


Si aun no miraste la Película Un Sueño Posible te recomiendo que puedas mirarla.








Te Invito a Poner Me Gusta en Mi Pagina de Facebook desde aquí siempre estoy publicando y comentando las actividades que llevamos adelante junto a otras personas. Siempre Socializando las actividades solidarias, comunitarias y sociales.
Desde Ya Muchas Gracias por hacer click en Me Gusta. Y ayudarme a difundir las actividades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario